Reseña: Martina en tierra Firme, de Elísabet Benavent (CON SPOILERS)

Por - 19:05:00

Martina es un mar de dudas. Ha roto radicalmente su comunicación con Pablo, ha dejado el Mar, pensaba que lo que tenía con el chef era especial y es duro reconocer que tal vez no es como te habías imaginado. Se ha dado cuenta de que se ha dejado llevar por alguien que es emocionalmente frenético y se siente avergonzada por haber perdido el norte por alguien que ni siquiera ha solucionado del todo su pasado. Sin embargo Martina ha huido y decide olvidarlo todo, pero no será tan fácil borrar de su vida ni a Pablo ni el Mar... algo se está gestando en su interior y no tiene el valor de afrontarlo. Tiene que tomar una decisión y está en juego su futuro.

Por otro lado Amaia y Javi siguen en su eterno tira y afloja, él está enamorado de ella y ella no se atreve a tener con «su mejor amigo» una relación aunque se muere cada vez que él la acaricia, ¿conseguirán dejarse llevar?

Sandra no quiere más decepciones y cree que ha llegado el momento de recuperar lo perdido: a su novio de toda la vida, Íñigo, pero ¿conseguirá ser honesta a lo que le dicta el corazón?


  • Título: Martina en tierra firme
  • Autora: Elísabet Benavent
  • Serie: Horizonte Martina #2
  • Fecha de publicación: 28 de febrero de 2016
  • Editorial: Suma de Letras.
Después de procesar todo lo que leí, sinceré mi puntaje a 1 estrella. ¿Por qué? Porque no pude rescatar absolutamente NADA a favor. Porque este libro fue peor que el anterior.
Y les diré que me llevó a eso.
(Quiero aclarar que CONTIENE SPOILERS... DEMASIADOS, y se me dificulta no explicarme sin ellos, así que evítenlos. Si son curiosos como yo, adelante mis valientes.)

Después de ese novelesco final con el cliffhanger más pedorro que he leído de la autora, Martina con Vistas al mar fue una maraña de dramas innecesarios e histeriqueos, tirando mis expectativas por la ventana.
No es que tenga algo en contra de la autora, conocí a Elísabet con Alguien que no soy y me gustó lo suficiente para leerme casi todos sus libros. Todos despertaron diferentes emociones en mi: amé los dos primeros libros de la trilogía Mi Elección, Silvia supo sacarme de las casillas, y Valeria despertó lo peor en mi: esa necesidad de meterme en el libro y golpear a cada uno de los personajes.
Pero con Martina en tierra firme no sucedió. Ni tampoco en Martina con Vistas al Mar. No me despertó la más mínima de las emociones ni me motivó a nada. La historia carecía de algo que no supe discernir (cuando sepa qué fue les aviso). Sí bien hubieron situaciones en las que me indigné, de ahí no hubo más.
Con este libro también me di cuenta que no me gusta ese modo que tiene de agregar las vidas de otros en la de la protagonista, como si ella estuviera comentando "lo que le dijeron". Y para colmo de males, las amigas no fueron agradables para mi. Creo que si le quitaran ese relleno la vida de Martina sería cortisima.

Volviendo al tema en cuestión, y resumiendo lo que ocurre en la primera parte de esta serie de modo informativo, Martina conoce a Pablo en los últimos años de su relación con Fer, siendo presentado por éste en una cena de pareja. Tiempo después se separan y gracias a la buena amistad con su ex, entra a trabajar al restaurante de Pablo, El Mar. A lo largo del libro podemos ver cómo Martina es "obligada" a salir de su zona de confort (debo aclarar que sucede ni bien comienza a trabajar), embriagándose, haciéndose un tatuaje con el desconocido de Pablo, acostándose con el susodicho a las semanas... y siempre pregonando que ella no es de esa manera, peeeeero que se dio cuenta que quiere vivir y por eso se comporta así, y su actitud me pareció tan falsa. Tan superficial, tan mala amiga... creo que si en la vida real me topara con alguien con esa personalidad, me alejaría rápidamente. Y bueno, ese final en que Martina se entera de que Pablo estuvo casado con su anterior pareja, arma un escándalo y se va, para luego enterarse de que estaba embarazada... ¿no les suena familiar?

En fin, En Martina con Vistas al Mar, podemos ver a una Martina invadida por las hormonas, haciéndola insufrible. En el libro anterior ella explica que por una malformación en el útero no puede quedar embarazada, o mejor dicho, era probable que su embarazo no llegué a termino. Y cuando "el milagro" sucede, quiere abortarlo rápidamente, argumentando de que ya se había hecho la idea y que no quería hijos. Pero para ese entonces, tiene a un Pablo persiguiéndola de rodillas e implorándole perdón.
Realmente no entiendo porqué se enojó de que le ocultara el matrimonio. Ella sabía que estaba separado, e incluso conocía los problemas que tenía con su anterior pareja. Si bien argumentó de que Pablo le dijo que era la primera a la que amaba como un "para siempre", Martina pensó que con ese estado civil él había demostrado que ya antes había tenido a alguien para hacerlo. Y si le negó ese detalle... ¿Por qué no dejó que se explique? Fue una de las cosas que no me convenció. Me parece que la autora eligió una pobre excusa para separarlos.
Se sentía traicionada, no porque yo decidiera esconderle que a los veinticinco años me casé inconscientemente (que también), sino porque le dije que ella era la primera persona que me hacía pensar en un «para siempre». Porque tratando de romper definitivamente terminé durmiendo acurrucado junto a mi ex, mientras le daba un plantón a ella y a su maldita fiesta. Porque dejé que la jodida Malena me convenciera de darle un «beso de despedida». Cuando me acordaba, me daba cabezazos contra todo lo que podía.
Martina decide abortarlo, pero después de un tiempo separados (semanas, porque todo transcurre súper rápido), vuelven a unirse *Sarcasmo On* y gracias al solucionador de problemas, el sexo, en un viaje que Oh casualidad gana la preñada del jefe *Sarcasmo Off*. Pablo apoya la decisión de interrumpir el embarazo, aunque le parezca extraño que ella quiera hacerlo cuando era un milagro que haya ocurrido.
—Tengo que preguntarte una cosa —le dije viéndola hacer la maleta, la última noche allí.
Se sentó en la cama, dejando en su regazo la pieza de ropa que estaba doblando y me animó a hablar con un gesto.
—Hace días que lo pienso y..., bueno..., si queremos ser padres algún día, si nos queremos, si no sabemos si esto volverá a suceder..., ¿por qué vamos a interrumpirlo ahora?
Martina frunció el ceño, como si no entendiera.
—Porque..., bueno. —Recogió un mechón de su pelo detrás de la oreja—. Porque es demasiado pronto para nosotros.
—¿Quién lo dice? Quiero decir..., ¿Por qué? ¿No estamos haciendo las cosas complicadas?
—Yo creo que las estamos simplificando.
—¿y no nos hace eso cobardes?
Negó con la cabeza y dobló su camiseta para meterla después en la pequeña maleta negra, milimétricamente organizada.
—Supongo que a veces tenemos que ser cobardes para conservar lo que tenemos.
Y a eso llamo, señoras y señores, una auténtica pelotuda.

Por más que no quieras seguir con el embarazo, ¿tenes que hablar de ésta manera?:
Llevo vomitando una hora.
Entré y cerré la puerta.
—¿Quieres que te prepare un té o algo? —le ofrecí.
—No. Quiero acabar con esto de una vez. Quiero olvidarme de este puto bicho.
—No hables así. Es culpa nuestra. No suya.
Llegado el momento, en la misma clínica decide quedarse con el puto bicho, y la mitad del libro transcurre con sus inseguridades y miedos, sus celos y su constante "Y si no nace", haciéndolo tedioso y aburrido.
Llegado el momento, ¿qué puede pasarle a esta mujer con tan pocos caramelos en el frasco? DEPRESIÓN POST-PARTO. Sí, la autora creyó que agregarle más problemas a la protagonista haría la historia más interesante, o, que algunas personas se sintieran identificadas con ella. ¡¡¡INSOPORTABLE!!! Tuve que dejar de leer por un rato y seguir con otra cosa porque ya me cansaba. Porque ni siquiera la llegada de un hijo que terminó siendo esperado la emocionó, porque si antes la relación entre Pablo y ella estaba un poco tibia (los unía el sexo y no podían hacerlo para no poner en peligro la gestación) después del bebé se enfrió a niveles árticos. Porque su inseguridad la llevó a decirle a Pablo que consiguiera a otra para follar porque ella ya no lo quería, y porque él hizo exactamente eso con una empleada cachonda del restaurante. O no tan así... pero estuvo a un pelo de rana calva de meterla.
A pesar de que luego se amigaron por el bien del bebé, ella se acercó un día a hablar con la tipa que besó, manoseó y casi folló al padre de su hijo:
No tengo la culpa de haberme colgado como una gilipollas de un tío que conozco desde hace años. No tienes más derecho que yo. Te pido disculpas por meterme en medio, pero no por haberlo intentado. Despierta, Martina. Las cosas que una quiere exigen pelea.
—No voy a pelear contigo, Ya no me importa lo suficiente —mentí.
—No me has entendido.
Me rondó durante días aquella conversación y no porque fuera el inicio de una guerra silenciosa, sino porque era verdad..., no la entendí. Días después, mientras pablo hacía volar a Diego en sus brazos en casa, me di cuenta de lo que quería decir. ¿Qué culpa tenía ella de haberse atrevido a pelear por lo que quería? Bueno, yo jamás me hubiera metido entre una pareja con un hijo pero... ¿y nuestros problemas? No éramos una pareja ideal. Yo misma, con mis celos, la dejé entrar. Y yo... quería a Pablo, estaba claro.
Saquen sus propias conclusiones... Está dispuesta a luchar por la típica relación problemática que siempre nos quieren vender. Hermoso.

Para rematar con la dramosidad del asunto, y como una forma de conformar al lector, Martina acepta la idea de Pablo de asistir a una Psicóloga, y cambia la actitud de loca-abandona-hijos-como-María-la-del-barrio.
No voy a ahondar en las amigas, Amaia seguía siendo tan ordinaria como un camionero:
—Tú.. ¿qué es lo más cerdo que has hecho?
—Comerme un helado mientras cagaba.
Y Sandra, no va a perder el título de pésima amiga.

Después de un final para el olvido, sin pena ni gloria, me pregunté: ¿Lo recomendaría? Absolutamente no. ¿Seguiré leyendo los libros de la autora? Creo que sí, Creo le daré otra oportunidad con lo que haga. No la sentencio porque estos libros no me gustaron... Pero si tuviera el gusto de conocerla, le diría mi humilde opinión en cuanto a lo que no me agradan de sus libros, como esa forma urbana-española que tiene de escribir, en donde tengo que estar adivinando lo que quiere decir, o meter la vida de las amigas de la prota en el mismo libro, haciéndolo más tedioso.
Concluyendo, casi mil páginas de quejas internas resumidas en estas palabras. Tendré que buscar un libro que me haga olvidar esta decepción.
O una lobotomía.

También te puede gustar...

17 comentarios

  1. ¿Casi mil páginas para esta mierda?
    1. Los autores pueden desplazar un popurrí sobre la vida de los satélites, el temita es que lo sepan hacer. Sin saturar el relato, ni opacar a sus preciados protagonistas.
    2. Veo mucha histeria potenciada, por lo que interpreto de la lectura de tu derrape, la mina es una loca de mierda, caprichosa, descocada con problemitas (cuac) para concebir, ahí donde la "divinda" de la autora activa la varita mágica y produce el "milagro". #BÁSICO. Me quedé en un gran WTF cuando quiere abortarlo¡! Really?
    3. Era necesario sumar más drama berreta sencibilero¿? ¡Cuánta paparruchada junta! Parece una novela berreta de las 2pm en un canal de aire.
    4.¿Qué nos está pasando? ¿Cómo es que éstas mierdas se venden? ¿Qué tipo de mensaje quieren darle a sus lectores?
    5. Creo que fuiste demasiado buena...
    6. #Dior (favor) aleja la #bullshit de mi radio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me hizo eterno teniendo que aguantar toda la histeria de los personajes, principalmente de la protagonista, pero quería llegar al final para ver qué le salió a la autora... y me llevé el chasco del año :/

      Eliminar
  2. Me encanto la reseña. Me sentí igual, es un dramon sin sentido. Primero es demasiado largo, tanto que al final ya no me importaba. Al final ni quería que se quedarán juntos. Martina es una hipócrita, el día que Pablo durmió en casa con Malena, el Fer durmió en la cama con ella. Odié también el trato a Sandra, la forma en que todo lo que Sandra hacía era malo pero Martina y Amaia se comportaban igual o peor. Todavía no sé qué es lo que Pablo amaba de Martina. Pero igual así no perdió tiempo en acostarse con la Carolina. Ah y el epílogo fue otro novelón, todo lo del hijo con la hija de Valeria y la de Amaia estuvo súper de sobra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto!! Creo que llegué a un punto que lo leía por arriba. Lo estiró demasiado.
      También me molestó el trato a Sandra, más allá que tenga una mala personalidad, sentía que la trataban injustamente. Si vamos al caso, Martina era de esas mujeres que hablaba de las amigas a sus espaldas... patética.
      Pablo era mucho bla bla... amaba a Martina como el mar, pero no tenía reparos en casi-fornicar a Carolina, y creo que si no llegó a una relación con la mujer de pelo verde, fue porque su nombre no comenzaba con "mar" jaja!
      El epílogo fue un chiste... sentí que leía un fanfic, cuando se supone no que es una escritora amateur.
      No pierdo mis esperanzas con la autora. Sigo creyendo en que nos va a dar una buena historia... algún día :P
      Gracias por tu comentario y buena onda!! <3

      Eliminar
  3. Gracias por la reseña!!
    Y por evitarme leer ese libro!!

    Por qué le llamo pito bicho??!!!
    Me cae pésimo... si no sos capaz de responsabilizarte por abrir las piernas, no vales la pena!! Comprendo que puede ser un shock en un principio... pero tanto así??!!
    Me parece que se salio del mambo la mina.

    Cuestiones aparte. En mi humilde opinión, esa portada es horrible. Creo que solo por eso, ni le hubiera prestado atención.

    Y... puede que intente vender la idea de que hacer funcionar una relación por un niño es algo noble. Bah!! Es una porquería esa idea, como si los niños fueran tan tontos como para no darse cuenta de nada -_-

    Pd: No me deja seleccionar mi perfil -_- supongo que es porque estoy desde el cel.

    ResponderEliminar
  4. Cierto!! La portada parece sacada del primer trabajo hecho en Corel xD
    No me había percatado de lo fea que era. Quizás me pasó por alto porque ya veía feo el contenido!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿La sirena y los colores tienen algo qué ver con el contenido? Recién me percato de la sinopsis... desde el vamos vende humo del drama mierdoso. Y yo que me "preocupo" porque mis "reseñas" no quedan con coherencia/fluidez. Ni quiero preguntar cuánto sale el libro.

      Eliminar
  5. He llegado a través de goodreads a tu reseña. Una pena que no te haya gustado, a mi en cambio me ha encantado, pero cada uno tenemos un gusto y como siempre digo, eso es lo bonito de los libros, que a cada persona nos hace sentir una cosa. Te quería comentar, aparte de que me gusta leer reseñas contrarias a lo que yo pienso, para ver como lo interpretamos todo cada uno, para felicitarte por tu reseña, porque pese a que no te ha gustado, has hecho la reseña con mucho respeto, pero también para decir que en los comentarios, un poquito de respeto por favor, porque he leído dos veces la palabra "mierda" y no creo que haya que faltar para opinar sobre algo que no te gusta.
    Lo siento si te molesta mi comentario, pero es que eso ha sido algo que no me ha gustado nada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por leer mi humilde opinión :)
      Entiendo tu posición, para gustos colores. Y eso es lo bonito de la vida. Sinceramente me alegro que te haya gustado el libro.
      Comprendo tu posición en cuanto al respeto en un comentario, pero creo que no es justo cuando, por ejemplo, si me pongo a buscar la palabra "mierda" en el mismo libro, aparece 72 veces.
      Por otro lado, hay que tener en cuenta que hay palabras que no resultan tan insultantes en algunos países. Por eso intento ser un poco abierta y trato de respetar las opiniones en su totalidad.
      Gracias nuevamente por el tiempo que le has dado a mi reseña, en serio. Lo aprecio mucho.
      Nos leemos :D

      Eliminar
    2. Ante todo, me alegro que no te haya molestado mi opinión, porque en ningún momento quería hacerlo. De hecho, aunque no estemos de acuerdo, me ha gustado mucho tu reseña por lo sincera que es :)
      Por cierto, me quedo por aquí que antes iba escribiéndote con prisas y no he podido seguirte, jejeje.
      Nos leemos!!

      Eliminar
  6. Coincido totalmente con la reseña
    Me llevé una terrible decepción con este libro
    Lo leí taaaan por arriba, me saltaba todas las partes donde no había diálogo y la protagonista "desvariaba" o "filosofaba" sobre la vida
    Su comportamiento no tenía lógica, justificación ni sentido
    Su personalidad, horrible, y si ya en el primer libro era mágico que Pablo se enamorara de ella así de sopetón, siendo como era, que siguiera a su lado después de todo lo maldita que llegó a ser.....pensé que leía un libro de fantasía , que él estaba bajo un embrujo....
    Bueno que alivio ver que no soy la única que opina de esta manera
    Muy buena reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasó tal cual. Creo que el final lo leí muy por arriba. No valía la pena seguir perdiendo el tiempo con el libro, no me perdí de mucho, porque las últimas páginas me parecieron ridículas. Lo extraño es que me faltaba leer Valeria al desnudo (lo había dejado pendiente porque Valeria en blanco y negro me sacó de quicio), y después de Martina lo empecé. Ahora no me parece tan mala la saga Valeria xD

      ¡Gracias por tu opinión!

      Eliminar
  7. Hola, debo decir que esperaba que mejorara el segundo libro, me gusta mucho como escribe la autora pero creo que aqui se paso de drama, en un momento el libro se volvio aburrido y tedioso, tenia buenos personajes pero se saturaba la lectura, aun asi volveria a leer otrolibrode ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si se pasó de drama. Creo que no supo explotarlo bien. Los plot twist fueron mediocres y los personajes tienen actitudes exageradas. Sintetizando, lo sentí muy forzado. Uno que creo que sí tiene muuucho drama, es Mi Isla, de la misma autora. Creo que mejoró notablemente. Eso sí, tiene excesos de lo mismo que usa siempre: innumerables marcas, misma cantidad de amigas, etc. No hice reseña de ese porque quedé un poco traumada, pero creo que debería leerse con una advertencia. DRAMA ASEGURADO xD

      Gracias por tu comentario :)

      Eliminar
  8. El primer librode esta saga me encanto, se ha vuelto una de mis autoras favoritas perooooo ,,,, no se que rayos le paso en el segundo libro, me empache de drama y algunas veces me dieron ganas de cachetear a martina, y lo peor peor fue en la parte que se va y deja asu hija, que por depresion??? yo tengo hijos y adonde caminoo van conmigo ,, no sela verdad que le paso ala autora alo mejor no estaba muy inspirada o simplemente ya queria terminar esta saga, algo que me queda claro que de esta autora la mejor historia es la de silvia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí todos sus libros, y aunque al principio Silvia no me caía bien, después de esta bilogía cambié de opinión. Mi favorito de Elísabet es Alguien que no soy. ¿Lo leíste?

      Eliminar
  9. SSi ivana son los de los ositos gominola jejej,ps de ella mi preferido son los de silvia esos me encantan

    ResponderEliminar