Corazón Elástico de Elena Montagud.

Por - 20:27:00

Esta historia romántica e increíblemente sexy puede alterar el ritmo de tu corazón.
Blanca es una abogada capaz y decidida, una amante experta que disfruta de una activa y variada vida sexual, una mujer moderna que no quiere compromisos ni ataduras.
Pero hay alguien a quien no ha conseguido olvidar: Adrián, su mejor y único amigo en la adolescencia, el joven a quien entregó su virginidad y con quien vivió un primer amor sensual e inesperado, el chico que le falló y al que ha intentado desterrar de su mente con innumerables ligues de una noche.
Ahora ha llegado la hora de enfrentarse al pasado, al pueblo agobiante del que huyó años atrás y, tal vez también, al hombre que a pesar de todo sigue convirtiendo sus sueños en fantasías eróticas de alto voltaje.
Una novela sobre el hechizo del primer amor: ese chico tan especial que sigue haciéndote vibrar de placer muchos años después.
Arrollador, ingenuo, inocente, sensual...
Nunca lo olvidarás.


Título: Corazón Elástico
Publicación: 8 de junio del 2017
Serie: Corazón #1 
Autora: Elena Montagud
Género: Romance contemporáneo 
Editorial: Grijalbo


¡Por las barbas de mi abuela! Estos días estuve pensando mucho acerca de si publicar mi opinión o no. Planteándome los pros y los contras de lo que sería mejor. Siento un gran aprecio por Elena, por todo lo que hace y su apoyo a nuestro blog. Pero tengo la necesidad de expresar mi opinión honesta de lo que me pareció Corazón Elástico. Adhiero a una frase que usa mi compa de aventuras: En Las Derrapadoras, nos destacamos por ser sinceras sin faltarle el respeto al autor, por dar críticas constructivas que creemos que puede ayudarle a mejorar/beneficiar en un futuro. No sirve de nada adular cuando no convence. Apostamos a expresarnos y hacer valer nuestro lugar de lector.
No voy a irme por las ramas tratando de justificarme, espero que quede claro que no hay una intención maliciosa ni pretendemos poner en vergüenza a nadie, ni mucho menos la obra de una persona a la que tenemos tanta estima.
Lo primero que pensé al llegar al 50% del libro fue: Corazón Elástico se encuentra lejos de (lo que creo que fue para mí) Trazos de Placer. No despertó las emociones que me trajo ese libro, ni me dejó con ganas de más. Incluso no encontré ningún punto que destaque ahí mejora. La historia me resultó bastante plana.

El error que normalmente cometo sin darme cuenta es ponerle la vara muy alta a mis autores favoritos. No lo hago a propósito, no voy en plan "tiene que superar cualquier lectura del mes porque eso espero de la autora". Convengamos que con TDP hice todo lo contrario, me sorprendí al esperarlo con tan pocas expectativas.

CE tiene una precuela que, por medio de los puntos de vista de los personajes desarrollándose en simultáneo, invita a saber más de ellos. Para qué mentirles, lo que le sumó al hype fue la personalidad de Adrián, bastante clara desde el momento cero. Sí me hizo dudar un poco la particular actitud de Blanca, pero no me dejé llevar por tan pocas páginas. Todo debía tener un porqué.

Emma suele decir que utilizo a los hombres por todo lo que me sucedió en el pasado. No comparto su opinión. Me acuesto con ellos y punto, simplemente porque el amor me queda lejano. Tanto ellos como yo sabemos cuáles son las reglas del juego.

Cuando llegó el gran día, despejé los quehaceres de mi agenda para tener la tarde/noche libre. Tenía que saber qué le pasó a estos dos corazones para acabar de tal modo. Tanto preparativo no fue suficiente para remontar la decepción.

En los primeros capítulos reafirmé que Blanca y yo no nos íbamos a caer bien. Una de las cosas que detesto es cuando los personajes se agarran de un problema para justificar todo lo malo que hacen. Por más que haya sufrido en el pasado, ella era dueña de decidir qué hacer con ese dolor. Tenía dos opciones: haber mandado a la mierda los malos recuerdos y hacer borrón y cuenta nueva, o dejarse ahogar por la situación y llenarse de amargura para vivir una vida oscura y sin sentido. ¿Qué pudo haber hecho? Elegir el camino fácil de la autocompasión y del hago-esto-por-lo-que-me-hicieron, excusando su vida llena de excesos y malas decisiones. Claro, échale la culpa a los idiotas que te hicieron pasar una mala adolescencia, así justificás tu varieté de adicciones.

Entiendo que el punto principal era contar la historia de dos personas que a pesar del tiempo y las circunstancias no dejaron de amarse. Me fue difícil aceptarlo cuando simplemente veía obsesión y pura calentura.

—No sé si nuestros corazones están hechos el uno para el otro, pero nuestros cuerpos sí.

En el libro se plantea un tema latente como el bullying. Sentí que no tuvo el trato debido, lo vi muy liviano, no se le dio la importancia o el mensaje que debería darse (a pesar de ser un libro para adultos). Se hace hincapié en el abuso que la protagonista sufrió en su adolescencia, pero nunca encontré que se estuviera dando un mensaje positivo de superación (por lo menos, era lo que esperaba). Encontramos años de resentimiento oculto en encuentros de una noche y ropa costosa. Trata de vender la frase yo-acepto-mi-cuerpo, cuando lo único que la hace sentir bella es seducir a cualquiera para conseguir una revolcada. Vende el cuento de odiar al personaje masculino al punto de ni pensar su nombre, pero a la primera oportunidad actúa completamente diferente. Lamento decirlo, Blanca no me gustó en absoluto. Nada de ella me atrajo, ni sentí empatía, o algo en común. Lo intenté. Traté de entender sus actos y decisiones, y llegué a comprender que, más allá de lo mal que pudo haberla pasado, eso no justificaba su presente.

En los primeros capítulos, Blanca describe a Adrián como el chico malo rompecorazones que no quiere tener relaciones a largo plazo y no le interesa los sentimientos de nadie. La verdad es que no es así en absoluto. Elena no supo darle ese toque de (atenti a mi definición derrapera) "malosidad". En Adrián vi un chico demasiado común y corriente con tatuajes, que quiere vender una actitud de Renegado al mejor estilo Lorenzo Lamas (estoy dejando notar mi edad milenaria 😂). Sí vi una pizca de muchacho "bipolar": podía estar hablando lo más tranquilo y de golpe porrazo, se enojaba y daba alguna respuesta que descolocaba. Más allá de eso, no encontré motivos suficientes para creer en lo que decía Blanca sobre él. Todo me daba a entender que ella era pésima leyendo a la gente.

Hubo muchas situaciones que me produjeron un facepalm tras otro, uno de ellos fue un encuentro de Blanca con las personas que la atormentaron en el pasado. No podía creer que gente grande y madura no haya superado esa etapa y se comporte como si tuviera trece años, cuchicheando y riéndose de modo burlón mientras miraban de refilón al objetivo. ¡Lo que sucede después de eso es más ilógico! Culminando ese momento tragicómico en la nada. Fue difícil tomarlo como algo serio.
Otra de las cosas que me restaron significativamente fue el uso del reggaetón como destacado en la playlist. ¡Y no cualquiera, sino PITBULL! Lo más triste fue leer una de sus canciones en lo que sería una de las partes "significativas" del libro. Con todo respeto a las chicas que les gusta el señor canino, la verdad es que encontrar un fragmento de su canción no pegó ni con cola.
¿Escucharon la frase "lo poco agrada y lo mucho enfada"? Se aplica en todo. Leer escenas de sexo hacen divertida la lectura, momentos hot, cachondeos o besos intensos pueden mostrar el grado de atracción que tienen, incluso, relacionarlo al amor. Si abusa de la herramienta del sexo, llega a un punto en que aburre leer hasta los pensamientos pecaminosos del personaje. Si se le vuelan la bragas de la excitación cada vez que un tipo cruza por su camino, o detalla con lujo de detalle cada acto sexual que tiene, por más que esté bien escrito, pierde la gracia.

No me quiero olvidar de algo importante: la portada. Me pasó algo muy curioso con respecto a esto. Días después de haber terminado con la lectura, abrí la aplicación para iniciar otra y me topé con el cover de CE. Lo miré fijamente por lo que me parecieron largos segundos y... ¡me di cuenta que no entendía por qué había un cono de helado en la portada! Emprendí la búsqueda y encontré su significado, pero si no fuera porque en ese momento se me prendió la lamparita y noté ese gran detalle que pasé por alto, nunca le habría prestado atención. Mi punto es: la historia carece de puntos fuertes. Si el significado del cono de helado hubiera tenido el enfoque que tuvo el helado de vainilla en Cincuenta Sombras de Grey, o el cono de helado que comía Tatiana cuando conoció a Shura en el Jinete de Bronce, no tendría que haber pasado por esto. ¿Hice mucho espamento? Lo siento, para mi la portada y su contenido es muy importante y tenía que plantearlo.

No quiero que piensen que odié el 100% del libro porque sería mentira. Hay una parte en particular en el que sentí la inspiración y el cariño de Elena (palabra clave: tarareando algo muy bajito).

No sé amar. Él tampoco. Quizá los dos estemos muy dañados. ¿Cómo podrían estar juntas dos personas así?

Sintetizando, no disfruté de la lectura por los problemas de la protagonista y su obsesión con un amor tóxico del pasado que volvió actual, las malas decisiones de ambos y una trama floja que daba para mucho más si el personaje femenino tuviera más caramelos en el frasco.
Mi puntaje es dos mariposas; probablemente lea el siguiente, todavía tengo cierta duda de qué va a pasar con estos dos. Espero que Adrián encuentre a alguien que valga la pena para él (¡Ups!).

También te puede gustar...

11 comentarios

  1. Y por eso es que le tengo tanta idea a las autoras autopublicadas u.u son más decepciones que aciertos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ultimamente no leo libros autopublicados, la cuestión es que Elena publica por medio de una editorial, por eso no me explico. Es una persona con potencial, que da para mucho más. Esto no significa que no lea otro libro de ella, un tropezón no es caída. O tal vez soy yo, es cuestión de leerlo y sacar sus conclusiones. ¡¡Gracias Dai por pasarte!!

      Eliminar
  2. Agradezco su honestidad siempre!! Me he comido el garronazo de leer libro con reseñas muy hermosas y que me hicieron sufrir por cosas como la que expusieron en esta reseña: protagonistas insufribles, exceso de escenas de sexo para equilibrar una trama fofa.
    Veré de leer el otro libro que mencionaron de esta autora.
    Besasos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, chicas!
    Cuando me preguntaste si debiais hacer la reseña contesté claramente que sí. Esto es así, podemos gustar o no gustar así que es normal qur haya críticas positivas y negativas y yo agradezco que existan de todas para poder aprender.
    Siento que no hayas encontrado en ella lo que esperabas :( pero muchas gracias por señalar lo que debería mejorar y espero que cuando haya próximos trabajos puedas disfrutarlos otra vez.
    Ya sabéis que os tengo aprecio y que vuestras opiniones son importantes para mí.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. GRACIAS por publicar el derrape, por escuchar mi vil suplica. Sé por la disyuntivas que pasaste y agradezco que hayas seguido los principios de nuestro amado espacio. Ahora, siento que te quedó muchísimo en el tintero y sino existiera el aprecio por Elena hubieras escrito algo al estilo ABF.

    En su momento este sería un derrape colectivo (precuela y primer libro), pero cuando vos comenzaste a leerlo yo estaba con otra lectura... Fue suficiente leer tres oraciones tuyas para saber que no es mi tipo de lectura. Es de las historias que me 'sacan' de mis casillas literarias, de las que no paso el segundo capítulo. De las que me decís NO LEAS. No sé cómo hiciste para 'fumarte' a Blanca... Sonaré políticamente incorrecta, una vez más, pero GRACIAS por evitarme un dolor de cabeza.

    Cuando leía que las canciones de Pit... comandaban las 'partes significativas de la historia', casi me da otro infarto literario. ¡Cómo alguien que continuamente está cosificando a la mujer puede aparecer en la playlist de un libro! Perdón si me pongo pesadita con ese temita, pero alguna vez se detuvieron a leer las prosas de sus 'dichosas' canciones.

    Me despido, con un #DatoShampein ¡Días antes de publicar el derrape le escribimos a Elena para comentarle el dilema de Ivs y a la conclusión que habíamos llegado. Ella con toda la simpatía que la caracteriza alentó para que lo hagamos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento discrepar con vuestra reseña.Ya sé que mi opinión a lo mejor no puede llegar a importar, pero me siento con el deber de defender algo que me gustó.
      1: La trama: Si no hay trauma, no hay problema, y si no hay problema…no hay historia, ¿no? Lo que quiero decir con esto es que los personajes se equivocan, vuelven a tropezar una y mil veces con la misma piedra, al igual que hacemos lo humanos. Por eso entiendo a Blanca y entiendo a la escritora por haberla creado así. Blanca no avanza, sino que está estancada en el pasado (Ese es el quid de la trama). Si blanca en el primer libro (porque recuerdo que es una trilogía) superase sus problemas y sus traumas del pasado, ni habría trama, ni trilogía, ni nada. Creo que me he explicado bien, por eso repito que entiendo al personaje y al creador. Si Blanca hubiera aprendido, no estaría en la situación en la que se encuentra tanto con Adrián como con ella misma. No se puede pretender que en las primeras páginas aprenda de sus errores. Esa es la evolución del personaje. Porque si hay algo que me gusta de las historias que leo, es que los personajes avancen poco a poco. No podemos pretender que un personaje cambie de la noche a la mañana.
      2: El tema del bullying. Ella no puede superar el bullying recibido porque nos quedaríamos sin el segundo y tercer volumen de la historia. (He leído la segunda entrega y sé de qué hablo) Blanca aún no se acepta en el primer libro. Vende que acostándose con chicos y comprándose ropa cara, como bien decís vosotras, se siente mejor. Se engaña ella misma porque ahí tiene su punto de apoyo. Es su salvavidas falso, de mentira. Y eso la ayuda a seguir como medianamente puede. Entonces…creo que el mensaje positivo de la superación del trauma, será el final del libro en el cual (supongo) que ella será feliz con la ayuda de Adrián.
      3: (Vende el cuento de odiar al personaje masculino al punto de ni pensar su nombre) ¿Nadie ha tenido un ex y ha vuelto a caer en sus brazos aunque crea que lo odie? Por favor, ante todo, Blanca es humana y tiene sus debilidades. Su debilidad en la vida es Adrián, y por eso intenta engañarse y poner como excusa que su cuerpo está hecho para el suyo—solo su cuerpo y no su corazón—. Blanca es así de complicada e Intenta excusarse con el sexo.
      4: (En los primeros capítulos, Blanca describe a Adrián como el chico malo rompecorazones que no quiere tener relaciones a largo plazo y no le interesa los sentimientos de nadie. La verdad es que no es así en absoluto.) Aquí tengo que decir que Blanca describe a Adrián tal y como ella lo ve, no como es él en realidad. Y sí, lleváis toda la razón con que blanca es pésima leyendo a la gente. Es una cagada y por eso le pasa todo lo que le pasa. No ve más allá de sus propias narices y siempre espera lo peor.
      5: (No podía creer que gente grande y madura no haya superado esa etapa y se comporte como si tuviera trece años, cuchicheando y riéndose de modo burlón mientras miraban de refilón al objetivo. ¡Lo que sucede después de eso es más ilógico!) Repito: es una novela romántica-erótica no una biografía de lo que realmente le pasa a alguien. Debe tener su punto ilógico, creo.
      6: Es una novela Erótica. Debe tener mucho sexo. Entiendo que a todo el mundo no le guste, por eso lo respeto, pero no lo comparto.
      7: La portada: Hay que destripar muy bien esa escena del helado para entender las portadas. Pero si la releéis de nuevo…os daréis cuenta que el helado de fresa es lo que utiliza Adrián para ablandar un poco a Blanca y hacerla rememorar, para llevarla a su terreno. También es muy importante porque nos hace entender que Adrián sabía todos los gustos de Blanca y que la conocía y la conoce como nadie.
      En resumen total: Adrián es el talón de Aquíles de Blanca como también es su piedra angular. Blanca necesita que, el mismo que la destruyó en su día sea el que la reconstruya de nuevo.
      No es un libro sencillo de entender, ni su protagonista tampoco, pero que si os fijáis en los pequeños detalles y lo leéis con calma, me daréis la razón en algo.

      Eliminar
    2. Hola Marina! Gracias por pasarte por nuestro blog a dar tu opinión; la respetamos y recibimos con los brazos abiertos. Me gustó como lo detallas y me alegra que te hayas disfrutado la historia. Temo estar en desacuerdo con los puntos que planteas. Soy una amante del drama y es algo que consumo con frecuencia. Siendo honesta, no lo sentí como un drama bien elaborado, lo único que percibí fue una mujer adicta que nada le venía bien. Por eso remarqué que no sentí empatía por ella ni por su problema ni por nada. Parecía una niña caprichosa que lo único que hacía era quejarse de lo que le pasaba y no se hacía cargo del problema. Soy consciente que la idea de Elena fue mostrar cómo supera sus demonios y toda la sarasa (voy en el capítulo 5 del segundo libro), pero fue todo muy lineal. No existe un momento clave en la historia o plot twist, se centró en el desenfreno sexual de la protagonista ¿El estado depresivo se ubica en un solo libro? ¿No podría haber tenido un poco de calma como si estuviera en el ojo del huracán? Hubiera sido más beneficioso para la lectura cortar con eso y alimentarlo con algo más que sexo (por más novela erótica que sea). A lo que me lleva: El cliffhanger pasó sin pena ni gloria. ¿Por qué? Por lo mismo, fue algo lineal y sin un giro argumentativo que lo haga más atractivo.
      El temita del bullying fue tiene sus partes flojas también, y no me podés negar que la escena en el bar con el tirón de pelo fue un poco WTF. ¿La agreden físicamente y queda en la nada? Quedé desconcertada y a la espera de una venganza o una denuncia... QUE NO FUE.
      Hay que saber diferenciar el amor de una obsesión enfermiza, y Blanca tenía una mala combinación de ambas. Le echaba la culpa a Adrián por todo. Pobre chico, llegó a darme lástima. ¿El sexo era una excusa por lo que hizo Adrián o tiene que ver con su nula autoestima? Yo voy por lo segundo.
      En tu punto cinco, destacas que es una historia y debe tener su punto ilógico. Si me dejo llevar por ese criterio, todos los personajes deberían tener sexo sin protección, de todos modos, las enfermedades de transmisión sexual no existen en el mágico mundo literario.
      Te comento que también soy una gran consumidora del género erótico, y sentí que las escenas opacaban la débil historia. Si tengo que elegir, prefiero una historia fuerte y con una cantidad justa de escenas sexuales. Pocas pero intensas.
      No comparto tu punto final. Blanca no debería de depender de otro para reconstruirse. Tiene que hacerlo sola. Sanar sola y comenzar de cero con Adrián, dejando el pasado donde tiene que ir.
      Es un libro mega fácil de entender, es muy detallado y se entiende el problema de raíz. De hecho, Blanca es prácticamente un libro abierto.
      Gracias por pasarte, me encantaría saber qué opinas de lo que te acabo de escribir y debatir sanamente. Como decimos por estos lares, sobre gustos... los colores del arcoiris. Beso!

      Eliminar
    3. Hola! A mi me gustó y un punto que se me olvidó comentar es que no me parece bien que se aliente a no leer un libro, porque como bien decís: para gusto los colores... Cito textualmente lo que escribió tu compañera "De las que me decís NO LEAS. No sé cómo hiciste para 'fumarte' a Blanca... Sonaré políticamente incorrecta, una vez más, pero GRACIAS por evitarme un dolor de cabeza" No me parece nada bien esto, porque a las chic@s que lean ese comentario se les quita las ganas de leerlo.No me ha parecido respetuoso para con la historia y la autora. Espero no molestar con esto.
      Solo tengo que decir que creo que hemos entendido el libro de diferente manera.

      Eliminar
    4. Es su opinión y la respeto, así como también respeto la tuya. Eso es lo maravilloso de este mundo. En mi reseña no puse nada de eso, incluso dije que iba a seguir leyendo para saber qué iba pasar. Gabbs habla con Elena con la mejor onda y seguramente ella sabe qué nuestro objetivo (como puse al inicio de la reseña) no es desmerecerla. La apreciamos y la seguiremos acompañando en su camino. Nosotras cumplimos con nuestro rol de lectoras. De nada sirve regalar cinco estrellas cuando desde nuestro punto de vista merece menos y mentir no le beneficia a la autora en absoluto.
      Y amén por haber entendido el libro de diferente manera. Si todos pensáramos igual el mundo sería gris y aburrido.
      ¡Un beso!

      Eliminar
    5. Hola, Marina. Bienvenidos sean tus comentarios y para nada molestan. Se aceptan de todo tipo. Somos pro ESPÍRITU CRÍTICO CONSTRUCTIVO.

      Jamás alentamos a que no lean los libros, hecho que podrás CORROBORAR en TODAS las reseñas que tenemos publicados en el blog.

      Respecto a mi comentario en esta reseña, Ivana sabe, muy bien, cuáles son mis gustos literarios y qué tipo de literatura 'no me gusta'. Por eso que le agradecí evitarme un dolor de cabeza. En ningún momento se le faltó el respeto a la autora del libro. Por más que le tenga simpatía es lo que pienso y en nuestra espacio siempre lo manifestamos.

      Con respecto a la parte 'lean ese comentario se les quita las ganas de leerlo', hagamos el favor de no subestimar a nuestros lectores. No soy ningún 'influencer', por así decirlo. Cada quién es libre de leer lo que le plazca y manifestar lo que eso le provocó, ¿no?

      Saludos.

      Eliminar
  5. Hola! en principio no me llamaba la atención, tampoco había leído nada de la autora, así que en esta ocasión lo dejo pasar. Se agradecen las opiniones sinceras y constructivas ;)

    besos

    ResponderEliminar