Midnight Blue, de LJ. Shen

Por - 20:06:00

De la autora de Bestsellers L.J. Shen, llega un nuevo romance contemporáneo autoconclusivo.

Debería haber sido fácil.
Necesitaba el dinero. Él necesitaba una niñera para evitar que esnifara hasta la muerte.
Fui elegida especialmente para él. Responsable. Optimista. Cálida. Inocente.
La peor parte es que debería haberlo sabido mejor.
Alex Winslow. Estrella de rock británico. Rompecorazones en serie. Casanova con ojos color whisky.
"No te acerques al diablo con chaqueta de cuero". "Te masticará y te escupirá".
¿Adivina qué? No escuché.
Firmé el contrato.
Gira mundial. Tres meses. Cuatro continentes. Cien espectáculos.
Mi nombre es Indigo Bellamy y vendí mi alma a un dios tatuado.
Mi problema fue que mi alma no fue suficiente para Alex Winslow. Terminó tomando mi cuerpo, también.
Luego tomó mi corazón.
Después me tomó por completo.



Título: Midnight Blue
Publicación: 16 de enero del 2018
Serie: Hollywood Chronicles #1
Autora: L.J. Shen
Género: New Adult

Idioma: inglés

Ya pasó peeeeero… ¡Feliz 14 de febrero a todos los “enamorados” que aprovechan una fecha comercial para relucir su amor con productos caros e inútiles! Regalen porque quieren cualquier día del año, demuestren cuánto aman a la otra persona en cualquier momento del día con acciones y no con objetos que se mueren en días o alimentos que engordan. Podrán decir que sueno como una mujer solitaria y blablablá… nunca voy a entender a la gente que espera este tipo de fechas para recordar que hay una persona al lado que espera un abrazo, una caricia o un “te quiero”. Ahora que lo releo sueno a solitaria, ¡¡No lo soy!!

Fin del momento quejoso.

Hoy les traigo una opinión que tenía pendiente en mi cuaderno y no veía la hora de compartirla con el mundo derrapero. Ustedes sabrán que Las derrapadoras estamos atravesando una “crisis electrónica” o como quieran llamarlo, y no contamos con nuestras respectivas computadoras. Se acerca el aniversario y… en fin, estamos a un pelo de rana calva de enloquecer. Ruego a los dioses literarios que podamos solucionar esta faceta lo más pronto posible y dejarlo en el olvido.

No quiero darles más cháchara de lo normal y vamos con lo que realmente importa.

Antes que nada, quiero recordarles que es mi opinión y será completamente honesta. Si ustedes tuvieron una percepción del libro contraria a la mía, son más que bienvenidas a comentar en la entrada y conversar juntas. Advierto porque lo que se viene es heavy, mis queridas almas derraperas.



La reseña de hoy es sobre un músico que no anda en sus cabales y de una chica que, por causas de fuerza mayor, está obligada a estar a sol y a sombra con él y hacer lo posible por no caer en sus encantos. Si ustedes buscaban algo original, mis pequeñuelos… acá no lo van a encontrar.

Intenté con todas mis fuerzas que Midnight Blue terminara gustándome y no sucedió.

L.J. Shen fue una novedad interesante y completamente refrescante en el 2017. Adoro lo que puede hacer con una idea mega usada hasta convertirla en una historia favorita. De los libros que leí en el 2017, no hay ninguno que me haya decepcionado… hasta hoy. Today, my Little friends será la excepción y, si me permiten, voy a dejar de dar vueltas y a desembuchar lo que me viene persiguiendo hace aproximadamente un mes.

Encontré un libro con un comienzo lento. Los anteriores (disculpen por sacarlos a colación, pero es necesario para mi punto), venían con un anzuelo que te mantenía atrapada desde las primeras páginas. Incluso las novelas cortas. Entiendo, necesita explicar un poco la vida de ambos para comprender el porqué de todo; esperaba un poco más de chispa entre ellos en el primer encuentro. Hubo un intento de demostrar qué tan opuestos eran y qué tan malo sería él con ella con tal de alejarla de su vida y… no me convenció. O tal vez el problema no sea cómo estuvo hecho el primer encuentro. Simplemente, quizás, el problema sean los protagonistas.

Indie es la típica chica que intenta mantener unida a su familia y hace lo posible por sacarla adelante. No ignoremos el hecho de que tiene un hermano mayor (Craig), una cuñada (Nat) y un sobrino con problemas de salud que ella cuida cada vez que puede (Ziggy). Indigo sale a buscar trabajo para ayudar porque su hermano está demasiado “depresivo” como para no mover el culo por su propia familia. Puedo llegar a entender que no todos somos iguales (partamos de la obviedad de que es ficción, pero pensemos como si existieran), y no todos reaccionan igual ante una desgracia seguida de decisiones que cambian el rumbo de su existencia, pero no sé… detesté que no moviera su lamentable trasero para poder continuar con su vida, por su familia; por la mujer que ama, por su hijo. Creo que no fue muy agradable encontrar ese panorama desde el vamos, y más cuando Indie es la que se pone los pantalones para ayudar y en ningún momento se detiene a pensar en ella misma.
Claro, todo tiene un porqué en la historia. Indie busca desesperada un empleo para mantener la familia del hermano y lo consigue con un idiota peor que él. Maravilloso. No olvidemos el plus de que tiene muchas más adicciones, es músico y no soporta su presencia, haciendo todo lo posible para que ella renuncie. Está escrito en el manual de lo trillado, “pégame y decime Marta”, termina cayendo en sus sensuales y agresivos brazos, culminando con un Happily Ever After.
Entiendo que la autora haya querido relacionar la vida de Craig y de Alex para que, de algún modo, se sientan identificados. Sigue sin convencerme y más cuando el imbécil de Craig tenía a un hijito necesitando de su papá cuando su salud flaqueaba.
La frutilla del postre: Indie tuvo un solo encuentro sexual a sus dieciocho, convirtiéndola prácticamente en una virgen. Es difícil de creer que una chica tan linda y con un estilo destacable tuvo cero contacto masculino; por momentos la imaginaba encerrada en un sótano, diseñando sus vestidos y cociéndolos. Después recordé que le gustaba andar en bicicleta y menos lo entendía. Sintetizando: Indie Bellamy era una chica versión Pinterest. ¿No entienden a qué me refiero? Cuando lo lean se van a dar cuenta. Por decir algunas cosas favorables... Me encantó lo difícil que se la hizo a Alex. La autora siempre ha hecho personajes con mucha actitud y queribles. Hasta el personaje más pequeño tienen un carisma que te deja con ganas de conocerlo aún más. La verdad de la milanesa es que tengo un pequeño problema con Indigo/Indie/Stardust/Blue y una actitud que tomó en un determinado momento que hizo que quiera zamarrearla hasta dejarla inconsciente. Situación a la que voy a referirme más adelante.

Alex Winslow fue tan diferente a lo que imaginaba. No sale del cliché de músico promiscuo y mal hablado que consume drogas porque su vida apesta y lo recuerda a cada minuto porque le encanta ser masoquista. Él está depresivo y no le molesta demostrarlo de todas las maneras posibles. Su favorita: Ser hiriente con el mundo que le rodea.
Por mi parte siento que los golpes que le dio la vida no fueron justificación suficiente para andar por la vida acostándose con todo lo que se mueva y drogándose con lo que encuentre por el camino. Sentí lo mismo que con el hermano de Indie. La fucking conexión que quiso hacer para… ¿qué? ¿Para mostrar que Indie volvía a caer en el mismo patrón que había en su familia? Típica chica que quiere salvar al chico roto con bonus: también quiere salvar al idiota del hermano. Toda una afortunada: tiene un imán para los ganadores.
No quiero pasar por alto porque quiero destacar también lo bueno; sacando la actitud lamentable de imbécil, Alex Winslow es un dulce de leche. Lástima que tuve que esperar a medio libro para conocer esa aceptable faceta suya.

Quiero detenerme un segundo y aclarar algo importante: lo que viene a continuación tuvo MUCHO que ver con el puntaje que le dejé al libro. Es mi parte favorita en todos los libros y me siento estafada. Advierto que está libre de spoilers y que con esto no decreto que el libro sea malo, está en ustedes decidir si les gusta o no. En mi caso es un gran Nyet.

Mi dilema en cuestión se enfoca en el fucking PLOT TWIST.
El plot twist (no voy a poner sus iniciales porque queda un poco ordinario) es el revés inesperado en el argumento que cambia “dramáticamente” el objetivo de los personajes. (Cortesía Wikipedia). Los adoro. Soy una especie de adicta a los libros que los tienen en demasía. El problema es cuando está mal hecho. En este caso, esperaba ansiosa la llegada de esa parte “watafac” que normalmente me vuela la cabeza y me tiene rogando para que se solucione. No sucedió, el giro se fue a la mierda. No sé qué quiso hacer. No sé si vio en Youtube los viejos éxitos de Telemundo o un virus informático entró a su computadora y cambió ese mágico plot twist en el peor inventado jamás. Aún no puedo entender que la autora a la que tanto aplaudí el año pasado haya escrito esto. Rebuscado. Super usado. Insulso. Injustificado. Ilógico. Lo que menos pude soportar es la reacción de Indie ante LA SITUACIÓN. Si mi opinión sobre ella era de buena a regular, después de esto decayó a pésimo. Un plot twist tan mal logrado que de solo volver a recordarlo me indigna. ¡¡¡POR LO PÉSIMO!!!
Si leyeran las quejas que escribí en mis notas se indignarían conmigo, estoy segura.

Comprendo que fui un pelín cruel, no fue todo malo en la historia; pude rescatar buenos momentos y algunos geniales.

  • Sus encuentros a una hora en particular fueron uno de mis favoritos.
  • El amor de Alex por su guitarra me dio mucha ternura; sacaba un lado de él que al principio era difícil de ver.
  • Lo más destacable en el libro es la mención de El Principito y como relaciona a los personajes; en cierto modo redimió a Alex y pude entenderlo un poquitito más.
  • Y en cuanto a los personajes secundarios tengo a un favorito: Hudson. Lo triste es la cantidad de veces que aparece mi personaje elegido. Habla mucho de mi opinión acerca del resto de los personajes.
  • Un personaje en particular me dejó con la boca abierta. Solo diré eso.
Lo demás… sin pena ni gloria.

Quiero creer que no soy yo. Que en este 2018 me esperan excelentes lecturas y tendré más de diez favoritos (una chica puede soñar); un tropezón no es caída y un autor puede tener una mala racha. Sigo esperando ansiosa los siguientes libros de Leigh Shen, como también espero los de Brittainy C. Cherry después de la decepción de Behind the Bars. No voy a regalar puntaje porque siento que realmente no lo merece, pese a los pequeños momentos que pude rescatar. ¿La magia de hacer de un cliché una historia genial? Espero que no esté desapareciendo. Ruego por ello. Mientras tanto, Midnight Blue se lleva dos mariposas y media.

También te puede gustar...

4 comentarios

  1. Bueno, lo voy a leer para ver que tan malo me resulta a mi, si es muy malo te mando whats app y prendemos la hoguera juntas (?

    ResponderEliminar
  2. Holis! Ivy me matas como siempre, me divertí un montón con tu entrada de principio a fin. Quería leer esta reseña porque hace mucho que vi la llegada de este libro. Siempre en facebook de la autora, cuando salió primero la portada, que me encantó, me dejó enganchada, aunque dudosa últimamente salen portadas espectaculares con unas historias de lo peor, lo cual me hace sentir realmente triste porque no se que rayos pasa que aun no encuentro historias que de verdad sean tan buenas que te lees el libro mil veces y no te cansas, es como ver tu película favorita una y mil veces. Sin embargo, desde mediados del año pasado me he estado preguntando ¿qué pasa con los autores? Las historias últimamente son trilladas, repetidas, una telenovela, típicas; que ya adivinas todo y no has llegado ni a la mitad del libro.
    En fin, cuando vi la portada que me gustó, cruzaba los dedos para que fuera algo bueno, no habia leído ni siquiera de que se trataba la historia. Sin embargo, enterarme de que es una de muchas historias que hay por ahí del chico famoso con problemas super bueno y la chica tonta, ha sido decepcionante. Pero para juzgar bien esperare a leerlo. Porque hay miles de historia así, hace poco había comenzado una tal cual y la abandoné.

    ResponderEliminar
  3. A mí la autora me gusta, el libro estuvo entretenido, por así decirlo...
    Pero que ya le cambie a los protas, otra vez la chica pequeña/diminuta, a veces con mucha personalidad, pero otras veces super gris y su contraparte, un tipo grande, musculoso, talentoso y perturbado por su pasado (en cuántos libros de ella ya leímos ese cliché?)
    Y... estoy totalmente de acuerdo, ese Plot Twist es horrible, como que quiso imitarlo de alguna película, pero no le salió. Creo que a este libro le dio tantas vueltas y lo sacó tan a la fuerza que se perdió en el proceso (eso es lo que quiero creer)
    Esperemos que ahora que decidió hacerla una serie, los demás mejoren y conozcamos más de los demás personajes.

    ResponderEliminar
  4. A pesar de que te llevaste una decepción... igual quiero leerlo jajaja

    de alguna forma, me intriga!! jajaja

    La verdad es que tras leer la sinopsis... no me da buena espina!

    pero igual, eso no me desanima de leerlo!!!

    excelente reseña Ivs!!! gracias por compartirla!!!

    ResponderEliminar