No es por mi, es por ti, de Mhairi McFarlane

Por - 15:33:00


Delia Moss no sabe muy bien en qué se ha equivocado.
Cuando le propuso matrimonio a su novio y descubrió que él se estaba acostando con otra, creyó que era culpa suya.
Cuando se dio cuenta de que la vida no volvería a ser lo mismo, pensó que era culpa suya.
Y cuando él le pidió que volviese, nada había cambiado, así que empezó a plantearse que, tal vez, no era culpa suya.
Desde Newcastle hasta Londres, ida y vuelta, con trabajos de tres al cuarto, jefes excéntricos y periodistas guapos que no te dejan en paz, Delia deberá encontrarse a sí misma...
O por lo menos intentarlo.

Título: No es por mí, es por ti.
Título original: It's Not Me, It's You.
Autora: Mhairi McFarlane.
Editorial: Libros de Seda.
Publicación: 1 de enero del 2014


Puede que esta reseña sea algo divagante y me vaya por las ramas, que en ciertos momentos me deje llevar y me pierda en la nebulosa de mi mente.
Quedan advertidas de mis incoherencias.

Delia tenía una pareja estable con años de convivencia, un viejo perro y un empleo regular. Sentía que su pareja necesitaba un empujoncito para poder ir más allá en la relación, el siguiente nivel que les daría al fin, su felices por siempre. Se animó a dar ese paso, porque conocía los temores de su compañero. Por lo que organizó una cena romántica, y una caminata por el parque en donde sería el lugar perfecto para proponérselo. Pero la reacción fue un tanto diferente a la que esperaba, y se conformó con eso, por amor. En el lugar al que habían acudido con Paul, su pareja, para festejar la decisión de sus vidas, descubrió algo que destruyó sus sueños en un instante. Perdiendo así también, toda la vida que había construido junto a él.
Tengo alma de masoquista. En realidad no tanto, pero me gusta leer situaciones cargadas de drama. ¿Uno de mis favoritos? La infidelidad.
—Me has mentido mucho.
—Sí.
—Esas mentiras que me contaste después de que lo descubriese fueron las que más me dolieron.
Puede ser que una parte de mi esté irremediablemente demente y le guste sufrir junto a la protagonista (porque cuando es ella la infiel no me gusta tanto, o tiene que ser muy bien justificado... siempre hablando del mundo literario, claro está), y la sinopsis de éste libro me llamó la atención al instante.
¿Por qué deberíamos sentirnos culpables ante la infidelidad del otro? ¿Por qué buscamos qué hicimos mal si el que la jodió (en todo el sentido de la palabra) no lo hace? ¿Por qué hacemos que nuestra vida gire alrededor de la otra persona? ¿Somos tan dependientes y complacientes y no demandamos lo mismo? Es más fácil culparse y culpar a la tercera en discordia que darle el "mérito" al energúmeno que fue lo suficientemente consciente para lastimar a la persona que decía amar. Y no voy a levantar la bandera femenina porque esto recae en cualquier género.
A veces pienso que el que tiene tanto coraje como para cometer este acto merece morir solo. Okay, me fui al carajo. No quería ser extremista, y esto podría ser más para debatir.
No fui infiel, ni me lo han hecho, así que no conozco el tema en carne propia (y no quiero hacerlo, gracias). Así que considero valientes a las personas que, a pesar de haber dado su corazón y haber estado cien por ciento comprometidos/as por el otro, pueden atravesar esa horrible situación y algún día, superarlo.
Todo era falso, había estado actuando y, en realidad, él estaba más enamorado de sí mismo que de ella.
Delia siempre había confiado en él, plenamente, y ese momento bisagra de su vida sólo la llenó de dudas y la convirtió en una persona que no confiaba ni en su sombra. Tuvo que pasar el final de su relación como si viviera las etapas de una muerte: enfado, negación, negociación y aceptación. Y lo peor de todo es que Paul, su ex, seguía mintiéndole de forma descarada. ¿Cómo podes seguir hiriendo a una persona que consideraste una vez amar, y ocultarle parte de la verdad? ¿Por qué el ser humano es tan idiota? La mentira por omisión no funciona en esta situación. Lo mejor, y aunque duela, es decir toda la verdad y nada más que la verdad. Aunque ya no hubiera un futuro con esa persona, ¿qué tanto puede costar sincerarse y quedar bien con tu alma? Pero si te arrepentís de lo que hiciste, y confesas parcialmente, tarde o temprano lo demás sale a la luz. O como dice el famoso dicho, las mentiras tienen patas cortas.
Más allá del delirio que acabo de escribir, me gustó cómo se fue desarrollando la historia. Pese a que el engaño era eje principal, la vida de Delia se fue volviendo más interesante. Como un mecanismo de desahogo, ella vuelve a su antiguo amor, el comic, un hobby que había abandonado al comenzar a salir con Paul. La Rasposa es un personaje genial. No había leído hasta ahora un libro con su propia superheroína de historieta.
Adam, el periodista que llega para quedarse en la vida de Delia, fue un personaje que se desenvolvió demasiado lento para mi gusto, y no llegaba a convencerme del todo. Quizás fue porque estoy muy acostumbrada al insta-love, o porque él no se demostraba muy cariñoso. Pero al final del libro, cierta actitud de él puede que me haya hecho cambiar de opinión y robado algún suspiro.
Estoy enamorado de ti. ¿Sabes que me he enamorado de ti? Probablemente no.
Pese a que encontré mucho potencial, esperaba más.
Creo que su vida laboral lo hizo tedioso, pero por lo demás, se lleva unas merecidas tres estrellas.
¡Nos leemos!

También te puede gustar...

2 comentarios

  1. Ivyliana... me encanta tu reseña!!!! Quiero leerlo... despertaste mi interes!!!!!

    lo tenía en la mira, pero no me decidia...
    y ningún divague... está espectacular tu reseña!!
    me encanta!! gracias por la recomendación mujer!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te soy sincera (y no me acuerdo si lo puse en la reseña), no daba mucho por este libro. Pero me di cuenta que es mejor que varios libros inflados por hype.
      Además que me gusta el drama *sonrisa macabra*

      Eliminar