Illicit, de Ava Harrison

Nunca debí volver a verlo.
Una noche de pasión con un completo extraño.
Mi última cita antes del último año.
Pero estuve perdida desde el momento en que sus tentadores labios estaban en mi piel.
Su intenso toque en mi cuerpo.

Debería haber terminado ahí.

Pero no es un extraño.
Es mi profesor de historia.
Y quererlo va contra las reglas.
Fuera de los límites.
Prohibido.

Ilícito.



Título: Illicit
Publicación: 4 de abril del 2017
Autora: Ava Harrison
Género: Romántico contemporáneo
Idioma: Inglés

Tengo esta reseña guardada hace meses.
La verdad es que últimamente no tengo tiempo para dedicarme a ni siquiera pensar en los libros leídos, ni tampoco una hora para aprovechar un rato de lectura.

Dejar en este estado a nuestro amado blog es comparable a cuidar un Tamagotchi (dando un ejemplo para la gente más joven: una mascota virtual); lo tengo tan dejado de lado que me siento mala madre y no quiero que lleguemos a perderlo o que los servicios sociales blogueros nos lo quiten. (?)

Le doy infinitas gracias a Gabba por estar siempre poniéndole el mejor de los ánimos al blog por medio de las redes sociales, incluso cuando su vida está aún más complicada que la mía; obligaciones de la vida real, agotamiento, problemas informáticos… y siempre está viendo el lado positivo. Deberíamos contagiarnos de su buena energía para ayudarnos a atravesar gran parte del día. ¡Dame un poquito, Gabbs!💓💓💓

Volviendo al tema en cuestión, y haciendo un análisis exhaustivo (?), comprendí que este libro me dejó una enseñanza: no te confíes de una cara bonita.
¿Vieron esa portada? ¿Esa mirada penetrante, ojos de un celeste cristalino con pómulos prominentes y una mandíbula de infarto? Sin contar el hecho que, después de haber pedido el ARC enamorada a primera vista de una fotografía, corriera a mi amigo Google y haya acosado al portador de tal infinita belleza. Sí, lo hice y no me siento feliz al respecto. Puse a la lectura en una vara muy alta. Quería que Carson me cautive y me sienta feliz de haberlo llenado de estrellas.
Pero la portada no lo es todo en un libro; su contenido es lo que realmente cuenta y no me quedó más opción que hablar con total honestidad. Lo siento chico sensual de la portada, debo dejarte ir. No eres tú, soy yo.

―¿Y ahora qué? ―digo en su pecho.
―El futuro es infinito, nuestro futuro es infinito, y estoy emocionado por ver a dónde nos conduce.

En cuanto me enteré que estuvo en la antología Hot for Teacher, como Defy, supuse que estaría al mismo nivel. ¡MUY MAL, IVANA... MUY MAL! Lamento confirmarlo, está años luz de mis expectativas, con todo lo que detesto en ese tipo de historias. ¡MENOS ES MÁS, autores! ¡¡Recuerden eso!!

El inicio fue muy bueno. El primer encuentro, la consumación (por decirlo de una manera diplomática) bajo las estrellas, el encuentro posterior al touch and go en el salón de clases... me tenían contenta y deseosa por saber más de estos dos desafortunados en el amor. La cosa no se movía del cliché maestro-estudiante, pero era aceptable. Hasta que comenzó el drama. ¡¡Y no del bueno!! Ese drama barato y novelero de la tarde que pretende asombrarte y lo único que te produce son setecientos “Really?" y múltiples ojos en blanco por segundo. Me sentía Bran Stark en trance. No podía creer que la historia haya tomado ese cause. Aún me cuesta entenderlo.
No voy a negar que al principio de la historia tuvo sus momentos que compraron mi amor. Tengo una debilidad por la mitología griega y me encanta cuando las autoras usan esa herramienta para sus personajes. Amé que Carson sea un fanático de la mitología, las constelaciones, lo hacía tan real... ¿A quién engañó? ¡Me tenía comprada! (una completa locura con tan solo unos cuantos capítulos). Era demasiado bello para ser cierto. Pero hasta ahí llegó my love.

No soy de esas personas que investiguen mucho al autor antes de sumergirme en la lectura. Ni siquiera recordaba si había leído algún libro de Ava Harrison anteriormente (lo que no hice). No escribo esto en contra de la autora ni nada por el estilo (¡no somos haters, por el amor de todo lo santo y puro!), pero creo que hice mal en poner todas mis fichas, mis ilusiones y esperanzas en una historia de alguien que no conocía. ¿Me explico? En fin, voy a dejar de exponer mi decepción y empezaré a contarles de qué trata esto sin spoilers.

Lynn presencia una situación que cambia sus planes del fin de semana. Molesta, indignada, decepcionada, se refugia en una playa para conseguir un poco de paz. En eso, un hombre atractivo se acerca y, para entrar en conversación, comienzan a hablar de las estrellas, del nombre de las constelaciones, de sus historias. Queriendo olvidar ese mal trago, Lynn se deja llevar por los encantos del hombre y su conversación tan particular (como dije arriba, si semejante espécimen se pone a hablar de las estrellas del modo en que lo hizo, en ese determinado lugar, quién no diría para qué me lamento, le doy hasta que don Ramón pague la renta). Y eso es lo que hizo nuestra chica, una de las pocas cosas sensatas que pude encontrar en el libro.

Por increíble que parezca Carson, estoy segura de que me defraudaría. Me abandonaría. Eventualmente, todos lo hacen. 

Después de esa noche que nunca olvidarán (ni él, ni ella, ni yo, ni vos… porque está buena, es un gran inicio), comenzó la historia más Abby Glines del mundo mundial. (¿No conocés a esa autora? Te ahorro detalles: la mayoría de sus libros parecen novelas mexicanas de los noventa. Con eso digo todo). A partir de ese momento, el cliché tomó entidad y decidió dar rienda suelta a la locura, corriendo desnuda por toda la ciudad, declarando que es la reina de los lagartos. Así de exagerado es esto. Dejando de lado el hecho de que Carson se convierte en un gran notelapuedocreer para Lynn porque oh, caramba, terminó siendo su profesor, y ella su ilegal affair de una noche/la-alumna-es-de-lava, ¿podemos decir que es un elemento trillado? Sí. ¿Podemos pasarlo por alto siempre y cuando esté bien construido? Por supuesto. ¿Este sería el caso? NO.

Por un lado, tenemos a una protagonista que no tiene los patitos en fila, le faltan los caramelos en el frasco, no le sube agua al tanque… juguemos al psiquiatra y declarémosla demente. Una drama queen que hace de un problemita un acontecimiento extremo tomándolo de excusa para aislarse y hacerse daño. La “pobre de mí” “nadie me quiere”, ni siquiera se ama ella misma. La madre que le tocó tampoco ayuda, ni tampoco el hecho de que el profe la evita como si tuviera la peste.
Imaginen, si por nada hace un escándalo, con todos los problemas que se le avecinan (sin contar el cliché dramoso que es para pegarse el dedo chiquito del pie contra una silla a propósito), es un personaje insoportable, irritable, insufrible, y todas las palabras con In- que se te puedan ocurrir. Sí, también incogible.

Carson fue un VENDE HUMO total. Produjo tanta ceniza como un volcán. Me sentí asfixiada por sus gases falsos y estafadores. El tipo que me vislumbró en un capítulo, se volvió un ser cobarde, idiota, mentiroso, histérico, siempre vendiendo la fachada de "mi pasado es tormentoso". ¡DEDICATE A OTRA COSA, PAPU! Porque para galán ¡NO SERVÍS!
Tanto Lynn y Carson encaran las situaciones bastante mal para mi gusto. Son emocionalmente inestables, melodramáticos, y con tendencias a la autodestrucción. Gente tóxica que quiere una relación tóxica.

No voy a gastarme en hablar de los personajes secundarios. No se puede esperar mucho de ellos cuando la historia es floja y carente de originalidad. Y cuando digo esto recuerden las novelas trilladas de Thalía.

Lo que rescato son las escenas hot. No voy a negar que la autora sabe escribirlas muy bien.
Otro punto a favor, y que no puedo pasar por alto: encontré varias frases bonitas.
Pero no puedo calificar un libro solo por un par de escenas de sexo. Algunos lo harán, pero yo no.

Qué decirles... si les gusta una trama simple y con su buena parte erótica, puede les guste. No me da para catalogarlo como pasatista, pero podríamos definirlo así. No esperen un gran plot twist o momentos emocionantes, porque no los hay.

Aprendí que, incluso en las noches más oscuras, las estrellas siempre brillarán.

Mi puntaje llega a dos mariposas. Un buen ejemplo de porqué no hay que dejarse llevar por las portadas.


13 Comentarios

  1. AY NO ESOS PERSONAJES TE LOS REGALO! jajajajajajaja!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo más loco es que existen varios así en la vida real �� #Infumables

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Sorry por borrar el comentario anterior, pero es lo malo de no poder editar publicaciones...

    solo sigo riendo con el "le doy hasta que Don Ramón pague la renta" es lo mejor que leí en meses.

    Gracias por una vez más hacerme el día.

    ResponderEliminar
  4. Hola chicas tiempo sin pasar por aquí. Tengo meses sin Internet y como ustedes con infinidades de problemas. Espero que no abandonen su hermoso blog, me encanta desde que lo abrieron. Les mando muchos ánimos. En cuanto a la reseña, debo decir que siempre me golpeó con la misma piedra, me enamoro de portadas engañosas. La temática profesor-estudiante particularmente nunca me ha gustado, he leído algunos que ya ni recuerdo, ninguno me ha gustado como para quedar en mi memoria. Pero como siempre fue agradable leerlas, me gustó la reseña y me reí un rato. Saludos a ambas. Siempre la leo por facebook. Vi ahorita un reto que quiero hacer ;-) así que me voy hacerlo . Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tu mensaje nos hizo el día! Gracias por el buen ánimo, aunque no lo parezca nos dan el plus de fuerzas que necesitamos❤.
      Me pasa igual, siento que la temática maestro-estudiante siempre es igual, te recomiendo (si lees en inglés) leer Defy de LJ Shen (hay reseña en el blog). La autora convirtió un tema tabú mega usado en algo genial.

      Eliminar
  5. Gracias por la reseña, es un libro que no me llama la atención. Ese tipo de portada no me gusta.

    ¿Sería posible ver una reseña de un género que no te atraiga? Espero que sí.

    Es divertido leerlas, saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me planteas un gran desafío! Hay varios generos que no me atraen, uno de ellos es el histórico y siempre me digo "algún día". Tal vez sea hora comenzar uno.😄
      ¡¡Saludos!!

      Eliminar
  6. Hola, compis de aventura.

    💗💗💗

    ResponderEliminar
  7. Hola, soy Mireia:) Muy buena reseña! La verdad es que no había leído aún ninguna reseña de esta novela, y la verdad es que me llama la atención, me lo apunto para futuras compras! Un saludo:)

    ResponderEliminar