Los chicos del calendario (ENERO), de Candela Ríos

Por - 01:51:00

¿Estás preparada para vivir el año más excitante de tu vida?
12 meses, 12 chicos, ¿cuántas veces serás capaz de enamorarte?
A Candela Ríos nunca le sucede nada de película. Ella es una chica normal con una vida corriente. O al menos eso cree, hasta que su novio la deja por Instagram con una foto de unas maletas y varios hasthags de muy mal gusto. Ahora la vida de Candela ha cambiado. Candela ha cambiado. Ha descubierto que está harta de pensar que ella es el problema y ha decidido convertirse en la solución.
El problema son los hombres. Y Candela tiene una teoría que puede demostrarlo.
Pero Abril, su mejor amiga, la ha grabado mientras explicaba esta teoría, ha compartido el vídeo en redes y se ha vuelto viral. Ahora todo el mundo lo ha visto, en el trabajo, en su familia, en su ciudad, en su país... Y el país entero ha decidido poner a prueba la teoría de Candela. Bueno, el país y Salvador, el dueño de la revista donde trabaja Candela.
Candela ya no es una redactora del montón, ahora está al frente de “Los chicos del calendario” y tiene todo un año para encontrar un hombre de verdad. Uno que le demuestre que está equivocada.
Doce meses para conocer doce ciudades distintas y doce vidas distintas.
Candela tiene 365 días para descubrir quién es de verdad y convertirse en protagonista absoluta de su vida.
¿La acompañas?
El chico de enero, Salvador, está decidido a enseñarle que para conseguir lo que quiere antes tiene que reconocer lo que de verdad desea.



Título: Los chicos del calendario
Publicación: 22 de junio del 2016
Serie: Los chicos del calendario
Autora: Candela Ríos 
Género: Ficción Moderna y contemporánea 
Editorial: Urano
Sello: Titania
ISBN: 978-987-45-6861-8

¿Saben una cosa? Estoy muy contenta de publicar esta reseña. No, su puntaje no tiene nada que ver con mi felicidad, y nop... no me enamoré de la historia de amor que pueda llegar a tener. Mi alegría se debe a que este libro llegó a mis manitas gracias a la generosidad de Editorial Urano, y no voy a mentirles, si no fuese por esta oportunidad, probablemente no habría conocido esta historia.
Ahora que me subí al tren de Candela, tengo la necesidad de saber qué va a pasar y no pienso bajarme hasta llegar al final. A menos que... 😏
Últimamente vengo un poco agotada con la vida cotidiana, la rutina y con las horas que parecen escurrirse de las manos. Cada día que pasa cuento con menos tiempo para hacer lo que amo, dibujar, salir de paseo (probablemente a mi recorrida de librerías), darle cariñitos a nuestro bello blog, y lo más importante del mundo mundial: leer. En tiempos remotos, podía terminar un libro de quinientas páginas en horas. Hoy, me quedo dormida a los dos capítulos de la lectura (comenzando o retomando lo que dejé), así que me maravillo cada vez que un libro me tiene desvelada hasta el final, atrapada entre sus páginas y sin tener en cuenta que, al terminarlo, probablemente me quedarían dos horas para descansar. A lo que quiero llegar: valoremos esos libros que nos sacan de la hibernación y nos devuelven a ese estado lector que tanto amamos. Los chicos del calendario produjo ese efecto en mí hace un par de meses (mucho más moviditos de los que comenté) y fui feliz como una lombriz. En una semana complicadísima, este libro me hizo despegar del mundo real por un rato. Envuelto en un papel para que no se ensucie (cuido mucho a mis bebés), lo llevé a todos lados, aprovechando cada momento libre que tenía para meterme de lleno en su historia.
Antes de comenzar a hablar de lo que realmente les importa, la reseña, quiero aclarar que esta es una opinión honesta y no se ve influenciada por la colaboración de la editorial. ¡Dicho esto, continuemos!



A pesar de que la sinopsis es bastante informativa (cosa que coincido con Gabbs a la hora de quejarme por lo kilométricas que pueden llegar a ser), voy a explicarles sin spoilers lo que le pasó a Candela para tomar la decisión que cambió su vida.
Candela Ríos se enteró de que su novio la dejó por Instagram. No solo posteó una imagen de sus maletas y sus porquerías con una frase al estilo “por fin libre”, sino que el muy bastardo la nombró, como para que todos sus conocidos, y la ahora ex novia, estén al tanto de la incipiente separación.
Indignada por la situación, se encuentra con su amiga en un bar para ahogar las penas en alcohol. Con la ayuda de su amigo gin tonic, da un discurso a su confidente de “lo malos” que son los hombres en todo (palabras de ella, no mías), que no sirven para nada, y si tuviera la oportunidad de demostrarlo, no la perdería, queriendo así confirmar el famoso dicho “están cortados por la misma tijera”.
Su querida y avivada amiga, pensando que le haría un favor, grabó todo el discurso y lo subió a YouTube; ¡una genia de la vida! Den por hecho que la repercusión tuvo sus aplausos y descontentos, culminando en una interesante propuesta por parte de su jefe: debe buscar al hombre perfecto durante doce meses, no solo para demostrarse a si misma que está equivocada en generalizar, sino para dejar a la vieja Candela atrás, darse un nuevo comienzo.
Creo que la forma más fácil de poder hacer esta reseña lo más honesta posible sin caer en adulaciones innecesarias es acudir a los más queridos PROS y CONTRAS.

Pros:


  •  
    La historia tiene chispa. Y no me refiero a esa chispa plastificada y de calidad cuestionable que suelen tener determinados libros que se aferran a la comedia como caballito de batalla, pretendiendo vender como sea, sin importarle que sea la misma berreteada que los treinta y tres libros anteriores ***cof, Megan Maxwell, cof, cof***. Es una historia que no sentí forzosa o plana. Me mantuvo prendida de principio a fin y con ganas de saber qué va a pasar en diciembre. Me hizo acordar a una vieja época que pasaban buenas series de TV en mi país (y no me refiero a los típicos culebrones), donde los protagonistas eran gente como uno, con problemas normales (Los chicos del Calendario no es taaaan así, pero se asemeja bastante). Me aventuro a decir que la protagonista tiene una vida con la que uno puede identificarse. Tiene un empleo normal, una vida rutinaria, y tiene el cuerpo de una persona que disfruta de vivir. Nada de modelos o chicas perfectas que no se percatan del aspecto que tiene ni de la horda de hombres que se interesan en ellas. Ella es consciente de quién es y qué provoca a la gente que le rodea, incluso es tan humana que deja ver sus inseguridades y miedos, como tendría cualquiera de nosotras. Me estoy yendo por las ramas con la explicación detallada que di de Candela, pero quería dejar en claro que sentí empatía con ella y es uno de los puntos más fuertes que encontré a favor.
Quizá en esto consiste la vida, en descubrir quién eres en realidad estés con quien estés, en encontrar esa persona con la que siempre puedes ser tú y solo tú. Sería pedirle mucho al destino que alcanzara con un mes para conseguirlo.

  • Otra cosa que rescato es el trabajo que hizo la editorial para adaptar la historia en cada país. Porque no solamente intervino en el idioma para que podamos sentir a una Candela más regional, con nuestras formas de expresión y costumbres, sino que ubicó a la historia estratégicamente en cada zona (Argentina, México, España), para poder sentirlos aún más cerca. Múltiples Candelas, como si fuera esas guirnaldas de papel. Una movida interesante e inteligente, teniendo en cuenta que el 70% de las historias en español que he leído, las ubican en Estados Unidos. No tengo idea de por qué, con tantos países por conocer, amaría leer un romance que trascurra en países vecinos, lugares exóticos o pueblos remotos. Encasillarse en lo mismo hace que uno acabe aburriéndose y etiquetándolo como más de lo mismo.
  • Otro poroto a favor es la química que tiene Candela con el chico de enero. Es hasta gracioso el comportamiento que tiene nuestra muchacha ante los atributos del candidato; cuando se le quedaba mirando me ponía nerviosa incluso a mí… oh, ahora que lo pienso, ¡sufrí de timidez literaria! (?)

Doce meses, doce chicos, doce ciudades.
Él decidió ser solo el primer mes, primer chico, la primera ciudad.

  • No es una historia que enamora al instante, pero los personajes caen bien de inmediato y a medida que se dan los encuentros, crece el shippeo.
  • Tiene su dosis justa de drama y si tengo que compararlos con otras novelas románticas de oficina en nuestro idioma, es una de las "mejorcitas". #SorryNotSorry.

Contras:

  • Candela no pudo escapar del personaje torpe. Me considero un ser humano con esa capacidad de meter la pata cada diez segundos, pero he leído tantas protagonistas con esa “habilidad”, que últimamente las prefiero con un poco de más de suerte en la vida 😂.
  • El chico de enero cayó en el cliché Grey. Personalidad cambiante, frases muy similares en modus cincuenta sombras y cero compromiso romántico. Una verdadera pena, porque si no fuera por esto, mi puntaje sería más alto. Siento que pierde originalidad y opaca la historia.
  • Algo que no me gustó personalmente fueron los vídeos de Youtube (los reales, no los del libro). No me simpatizaron para nada y creo que se me llegó a escapar un "ugh". Prefiero quedarme con la Candela imaginaria, por favor, gracias.
  • Hay toda una movida detrás de Los chicos del calendario. Existe una Candela para cada país; pueden distinguirlas en las portadas, los vídeos, las imágenes que circulan por la web. Con Gabbs siempre hablamos de ignorar las caras en las portadas y quedarse con la imagen representada en nuestra mente, y en este caso, no deja mucho a la imaginación. Seamos realistas, obviamente es una novela comercial y no pretende cambiarte la existencia, por lo tanto, sentí que no debía calificarla como un libro más; tuve la necesidad de hacerlo de la misma manera que califico las historias de Wattpad. Los mido con una vara distinta porque no los considero del mismo palo, y por ahora ese tipo de calificación, me ha ayudado.
  • Ustedes pensarán que son muy pocos contras, siento que tienen el peso suficiente para no encantarme por completo. Sumándole al hecho de que para saber qué va a pasar, tengo que esperar a la publicación de tres libros más en Argentina, y con toda honestidad (la palabra del día), no sé si voy a tener las mismas ganas de leerlo cuando se publique el último libro. 
Espero algún día saber quién se esconde detrás de Candela, sea hombre, mujer, cyborg, Jabba the Hutt, o programa de computadora, y darle una identidad. No suelen llamarme esos "detalles", pero al ver tantas Candelas diferentes, llegué a confundirme un poco y a despertar el bichito de la duda.

Hasta aquí concluye mi reseña. Quiero confesarles de que tardé seis meses en publicarla. Mis mambos personales y otras cuestiones dilataron su publicación. Espero que se hayan divertido con mis desvaríos (Siempre les traemos en buenas cantidades) y nos dejen su comentario para saber qué les pareció.
Si buscás una lectura ligera y pasatista, te animo a que leas Los chicos del calendario. Una buena opción para una tarde de café con leche y galletitas😋.

También te puede gustar...

13 comentarios

  1. Holisss!Que tal les va? Me gusto mucho la reseña, ya me iba corriendo pa'tomar el colectivo hasta la librería más cercana, saltando de contenta para curar la depresión literaria que tengo hace unos meses...cuando leí:"Sumándole al hecho de que para saber qué va a pasar, tengo que esperar a la publicación de tres libros más en Argentina... "Ok! Volvamos,prepara unos mates, que puede esperar.
    Veré con que curare mis síntomas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, May... Venía a comentar y veo tu comentario, frené para saludarte. 🤗Creo que la depresión literaria este 2017 tocó a varias almas. 😞 No sé qué tenes ganas de leer, sino decime qué géneros no leerías (ni de casualidad).

      Beso grande.

      Eliminar
    2. Típico problema de los lectores: el tiempo que se toman en publicar las continuaciones. No podemos esperar un mes, ni mucho menos un año. Entiendo que hay todo un trabajo de por medio antes de la publicación, pero esperar no es nuestro fuerte.
      Al parecer, la depresión literaria se ha vuelto viral.
      Espero que puedas encontrar un libro que te saque de ese estado.
      Muchas gracias por pasarte, May!

      Eliminar
  2. Ante todo, han vuelto al ruedo, que es lo importante.
    Gracias, por la data, será tomado en cuenta en un futuro lejano, cuando realmente pueda terminar con todos los pendientes (Tengo al menos 11 libros físicos que leer)
    Abrazos literarios (calculo visitar MdP para antes de fin de año, espero un café en lo posible Ivs)

    ResponderEliminar
  3. Y un día volvieron las reseñas al mundo derrapero. Qué año, Teté. *terapia en otro lugar,*'plis'*.

    Leía tus palabras y me quedaron muchísimas dudas (anoche y hoy), pero de esas que ni me dan ganas de de buscar las respuestas (🙈).
    El novio (si es que realmente las cosas se dieron así y no es producto de un gran show) un pelotu** y bastante hdp. Otra cosa, vos lo viste como un pro que adaptarán 'la' Candela a cada país (hola, a las tres)... ehhh, ni sé cómo explicar el punto sin enredarme y sin hacer un testamento, para mi alma de lectora no lo es. Quiero la historia situada donde la pensaron, no me la ubiques a la vuelta de casa. Y ponele que me banco que adapten el texto según los modismos del país donde lo van a publicar. 👉👈

    En fin, no es un libro que leería (si quieren las razones, pueden llamar al ☎ 0800-SOY-YO) y menos si tengo que esperar a que estén todos acá. Hace años que no esperó más por ninguno. 🙃

    Adió, adorable compañera de aventura. 🐮



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que me lo digas al tun-tun, sin pelos en la lengua. Por eso me agradas, chiquilla😝

      Eliminar
    2. Sin filtro, baby. Por eso funciona tan bien este mundo... (?)

      *qué mal redacté el comentario anterior, 😰*

      Eliminar
  4. Muy buena reseña, antes no pensaba en leerla porque como que no llamaba mí atención, pensaba el típico libro wattpad, pero después de leer la reseña, que dio en el caño, sigo sin ganas de leerlo xD jajajajaja. Muchas gracias, pero no es mí tipo de lectura... Creo que ya ocupe este tipo de tramas en el pasado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Jajaja! Estamos para servirle y despejar cualquier duda😂
      No es el típico libro de Wattpad pero tiene sus aires.

      Eliminar
  5. Yo me confundí de libro pensé que era calendar girl, pero creo que está historia se ve mejor aunque aún así no es de mi tipo y no creo que los lea, muy buena reseña Ivs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No leí Calendar Girl ni pienso hacerlo 😝

      Eliminar